En los días de lluvia
Me gusta bailar
Al ritmo de la diluvia
Es como volar

En los días de lluvia
Me gusta soñar
Que voy en una vía
Fugaz sin chistar

Soñando ser feliz
Soñando salpicar
Soñando como una lombriz
Más días para bailar

Dia de lluvia Soñado
Para cantar, bailar
Jugar, salpicar muy mojado
Y feliz porque la lluvia está a mi lado.
Y de repente, todo cambió,
no hubo más colegio ni clases,
nadie más estudió ni trabajó
nadie en la calle, ni autos ni buses.

Nosotros no entendíamos nada,
nunca habíamos vivido una epidemia.
Había mucha gente indignada,
al parecer esto era más grave, una pandemia.

Hoy estamos en casa. cuidándonos.
Sé que no ha sido fácil para nadie, menos para mí.
Pero, estamos entre todos protegiéndonos,
somos responsables por todos, por mí, por ti.

Ojalá que, en algunos meses, nos podamos encontrar,
volver a la vida de antes, a lo que nos hacía felices,
volver al colegio a conversar, estudiar y jugar.
Finalmente, tenemos para contarnos meses.
Qué pasa con el viento
que está tan apurado
en ganar esta carrera.

Al parecer ya ganó
la carrera
y ya está despreocupado
pero al haber corrido tan rápido
derrumbó todo.

Pide y pide perdón por todo
lo que pasó y le pidió disculpas
a la lluvia, al sol, al día y a la noche.

Lo perdonaron, pero con la
condición de ser amigos, terminaron
en una cafetería en Marte
después de la carrera.
Puedo ser tu amigo y
también tu enemigo.
Debes recordar que de
mí no debes abusar.

Porque una catástrofe puedes causar
Solo y sin amigos puedes quedar
Ya que solo a ti te escucharás
e insultarás a los demás.

Mi hermano humildad
es mi opuesto, no tenemos igual.
Sólo tenemos una cosa en común,
es que puedes sentirte en un simún

Como dije no debes abusar
que de tu paladar pueden salir cosas sin cesar
equilibrio debe haber
para paz en tu ser.
Rómulo y Remo,

hijos de dios Marte

y princesa Rea Silva.

Aunque abandonados,

y desamparados

una loba

los amamantó

y no los abandonó.

Rómulo eligió Palatino

y Remo Aventino,

se convirtieron en vecinos,

no muy queridos.

Y un chorro de sangre

corrió por el Reino de Remo

quedando Rómulo

como primer rey de Roma.
Los niños piden juguetes,

los presos la libertad

y yo le pido a la Paz,

que no nos deje jamás.

La Paz es justicia

la justicia es amor

y el amor es todo,

lo que quiero yo.

Suma la alegría,

resta la maldad,

multiplica los amigos

para no olvidarte de la Paz.

La Paz es amor,

La Paz es amistad,

Dejen de estar tristes

y corran a jugar.
Corto madera para construir

una herramienta que me proteja

para vivir.

Imagino ciudades

donde puedes

sonreir, disfrutar y vivir.

Caminar tranquilo y ser feliz.

Mientras, haré mi cama

para poner una manta y

dormir.
El Animé

es muy divertido

y sin sentido

alguno.

El Animé

saca sonrisas

y lágrimas

y enojo.

El Animé

te da personajes

irreales

y reales.

El Animé es

una experiencia

muy hermosa y fantasiosa.

El Animé

te entrega todo

lo que es y será

hasta el final.

 

¿Qué te hace pensar?

¿Qué te hace bailar?

Pienso que en el mundo

algo hay que cambiar,

pienso que la gente

tiene que brillar.

Bailo cuanto miro

el planeta despertar,

cuando el aire limpio

llena nuestro hogar.

¿Qué te hace pensar?

¿Qué te hace bailar?

Pienso en el futuro

qué irá a pasar

cuando con mis amigos

nos volvamos a encontrar.

Bailo de alegría

de sólo pensar,

que hay una esperanza

de volvernos a mirar

¿Qué te hace pensar?

¿Qué te hace bailar?


Mamá

Mi madre querida

es la que más me cuida

Ella me puede proteger

y es la que me da de comer.

Hermano

Mi hermano me ama

igual que yo a mi cama

Él me da consejos

aunque viva lejos.

Papá

Mi bello padre

es el que me ayuda en mis desmadres

Él me consiente

y me defiende de la gente.

Abuelos

Mis abuelos son hermosos

y un poco chismosos

y más cuando les cuento

que empecé un movimiento.


¿Qué me hace feliz?

¿Qué me hace jugar?

Vibro con el fútbol,

pasión de mi corazón,

volando por las alturas

atajando un gol.

Perseguir mis sueños,

ser un gran jugador,

atajar como ninguno,

para ser el mejor.

¿Qué me hace feliz?

¿Qué me hace jugar?

Esperar con ansias

la gran final

para atajar un gol

y ser el campeón.

La adrenalina de ganar

y el poder jugar

demostrar que, con esfuerzo,

lo podré lograr.

¿Qué me hace feliz?

¿Qué me hace jugar?
No sé qué siento

Debido a esto

Mi corazón está débil

por no hacer nada,

debido al Covid

aquí en mi casa.

Ya no tengo fuerzas,

ni siquiera alegría

debido a esto

de la pandemia

No sé, por qué

ni, porqué lo siento

Debido a algo, no sé qué siento.

no sé si es la pandemia

o la cuarentena. Por eso pienso,

Por qué se creó esta gran pandemia

El Covid avanza muy rápido

Pero, de acuerdo al tiempo caerá

No sé si mi cuerpo lo aguantará

Pero yo confío en mi corazón.

Yo en mi mente les pido que se cuiden

Y piensen con su corazón.
La abuela lloraba lágrimas de alegría,

las lanas no se mojaban.

Su nieto le mostraba como se sentía

del chaleco que le hacía.

Sus palillos eran de oro,

como el sol que brillaba.

En el monte de las brisas

con sus lágrimas de oro

La abuela lloraba lágrimas de alegría

las lanas no se mojaban,

su nieto le mostraba como se sentía

del chaleco que le hacía.

Sus lanas eran hermosas,

su nieto se encantaba

sus palillos brillaban como oro

y la abuela lloraba lágrimas de alegría.
Alrededor de mi casa

se encuentra mi condominio de casas,

casas fuertes y espaciosas,

casas altas y firmes.

Hay pasto y cemento,

pájaros y caracoles,

un montón de flores

y un puñadito de rosas.

Alrededor de mi casa

se encuentra mi condominio de casas,

subiendo y bajando escaleras,

se cruzan los autos andando.

El techo, un montón de tejas.

El piso, un montón de madera,

unas marrones y grises,

otras, oscuras y claras.

Alrededor de mi casa

se encuentra mi condominio de casas,

aquí no hay gatos ni conejos

ni loros ni monos.
Desde mi ventana

veo caer la lluvia.

Gota a gota

se forma cada poza.

Los árboles desnudos están

y yo me pregunto

desde mi ventana

dónde van los pajaritos

que cantaban en sus ramas

y alegraban la mañana

desde mi ventana.
Cuando nos volvamos a ver

No habrá palabra para describir

Lo feliz que estaré

Al verte sonreír

Como planeamos

Podremos viajar

Sin daño hacer a Japón o Israel

No importa si

Contigo estaré

Aunque sea

Por última vez

Ya que trabajando estarás

Y no te volveré a ver

Aunque estoy feliz

Porque contigo estaré

Aunque por última vez.
En esta pandemia yo estoy

Las calles vacías están

Envuelto en construcciones

Mi Zen me va a acompañar.

En esta cuarentena voy a pensar

en los océanos y mares,

en todo lo bueno que va a pasar,

que todo se va a limpiar.

No quiero sólo pensar en lo malo,

solamente en lo bueno

de todo esto

y que sigamos adelante.
En medio del parque

Con hojas y flores

Navega un hada de bellos colores.

Sentada en un árbol,

Observa segura

Danzas y cantos

la naturaleza pura.

El sol ya se pone

Abejas, chinitas y aves se van

Y el hada con una flor

Se abrazará.


¡Bonifacio, cómete la comida

que le llegarán las hormigas!

Acuérdate que si no te la comes

tendrás hambre por montones.

Que te puedes enfermar,

que te puedes quedar flaco

comienzas a ladrar

y luego a alharaquear …

¡Bonifacio, cómete la comida

no tenemos todo el día…

e igual que ayer, llorarás

hasta no poder más…!

Ayer botaste la comida al suelo

dejando la embarrada,

el gato hizo su entrada

y tú te comiste una empanada.
Dejé de contar ovejas

para poder dormir

y cuento los defectos

que quiero corregir.

Desde mi ventana todo es blanco

y ya han llegado pajaritos volando.

Pajaritos que dan alegría

y buscan abrigo en silencio

y en un momento yo se lo consigo.

 

La vida se inicia en el parque

con madres y niños, todos jugando.

Los niños del fútbol hacen su remarque

y las madres, atrás de ellos trotando.

Los padres con sus pelotas

todos juntos jugaban basquetbol

y los perros que parecían motas

disfrutaban jugando a todo sol.

Al término del día en el parque,

las familias completas, todas felices

se iban a sus casas,

después de un día de grandes matices.

Flor crece en la mañana

como la luz del sol.

Los pinos florecen el aroma

con sus hojas de ruana.

Los pajaritos cantan al son.

Blanco sólido en la cumbre

que se funde al ritmo del oro

su belleza es una certidumbre

y su ritmo perfecto como un coro.

Flor y Fauna son queridas

aunque cada una baila en distintos compases,

Flora es bandida

y Fauna, como si cantases.

Fondo oscuro y diamantes lo ilumina

caen estrellas

como reina

y su propia pequeña doncella.
El mar es azul, pues es,

el gran reflejo del cielo.

La vida se vive aquí en este

planeta llamado Tierra

y con el cantar de las aves,

expresa una sincera alegría

Y un astro ilumina

con gozo y felicidad cada día.

La lluvia cae como símbolo

de pureza que existe.

Desafortunadamente,

hoy en día son.

pocos los que

respetan la naturaleza,

Pero lo que sí

es cierto es que,

nosotros vivimos

gracias a ella.

Necesitamos de ella,

pero no lo sabemos

pues lo único que

hacemos es maltratarla.

Cada noche me duermo

escuchando un sonido.

Un sonido que me dice que

tengo la naturaleza cerca, tan.